• 11May

    Muchas veces creemos solucionar un problema pero a su vez aparecen otros nuevos, como por ejemplo cuando creemos que ciertos medicamentos nos van a calmar un dolor específico, pero tras tomarlo aparecen otros síntomas o efectos secundarios a veces peores de lo que teniamos antes, como dolores fuertes estomacales, fiebres o sarpullidos en la piel que provoca molestos picores.

    En ese caso, vamos a hablar de la clorhexidina, un componente muy básico que podemos encontrar en muchísimos enjuagues bucales, en geles y/o sprays y también a veces en pastas de dientess o productos para blanquear dientes, recomendados por nuestros dentistas. No suele ser una cantidad exagerada (ronda los 0,12% por bote) pero no es bueno abusar debido a sus importantes efectos secundarios.

    dientes_blancosAl parecer es un agente antiplaca y antibacteriana que se utiliza para el tratamiento de la ya conocida periodentitis y gigivitis, y ayuda en la prevención de infecciones que pueden terminar en cirugía.

    Se remiendo usarlo máximo 14 días seguidos (como tratamiento cuando el dentista te lo especifique, no es bueno “automedicarse” cuando se trata de este elemento tan fuerte para tu salud bucal) y solamente dos veces por dia con unos 12ml de enjuague.

    ¿lo bueno? Este agente mata las bacterias y a su vez, impide la reproducción de las mismas, hacendo que mueran sin reproducirse.

    ¿lo malo? Aquí es donde vamos a centrarnos básicamente, en sus efectos secundarios más populares, como son las manchas bucales.

    Al utilizar mucho este producto, un exceso de clorhexidina provoca una fuerte pigmentación tanto  en los tejidos blandos y en los duros, en otras palabras, importantes manchas en dientes y/o encías. Se  trata de una coloración en la mayoría de los casos no permanente, pero molesta ya que durante varios dias o semanas, tenemos los dientes manchados y nuestro blanqueado que tanto nos gusta mostrar, es dañado debido al abuso de este producto. Eliminar esa coloración en nuestros dientes, no es nada fácil, requiere de pastas y productos profesionales especiales de coste normalmente elevado, y intervención de nuestro dentista, con profilaxis profesional.

    No solo nos cambia el color blanco de los dientes, si no que muchas veces también podemos perder  un poco el sentido del gusto, algo que recuperamos mucho más fácil que el blanqueamiento bucal, simplemente dejando de utilizar el producto.

    Así ue ya saben, no siempre es bueno tratar de curar algo, pero a veces es inevitable dear de usar esos productos si queremos una boca sana y sin dolores, lo más importante que deben sacar de todo esto es el no abusar de él.

    Permalink Filed under: Uncategorized
    Comments Off on La clorhexidina y su efecto secundario: manchas en la dentadura

Comments are closed.

May 2015
M T W T F S S
« Apr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031